Posteado por: cikatriz | abril 9, 2017

Caño Roto

La ciudad de Madrid es una burbuja, en la que pasas de lo alto a lo bajo en apenas unos minutos. De la sociedad a la soledad, de la riqueza a la pobreza.

Madrid ciudad dispone de pocos, o muy pocos mapas sprint en normativa ISSOM pero dispone de sitios muy aprovechables. Uno de ellos se encuentra entre el distrito de Carabanchel y Latina: Caño Roto.

Lo presento, estar atentos. Hace ya más de cuatro semanas por culpa de una herida que acabó infectándose en el MK no he podido usar las piernas para correr en el bosque ni en la ciudad. Ni usar la bicicleta. Así que la mejor manera para aprovechar esas horas de entrenamiento vacías no fue otra que cartografiar, al principio por placer y al final por negocio.

Cada día echaba un par de horas en el barrio y en el Parque de Cuña Verde. El parque dispone aún de bunkers de la Guerra Civil y también de abuelos realizando gimnasia alternativa con un banco.

El barrio es un foco de estudio sociológico. Paro, droga, gitanos, sudamericanos, payos, saharianos, sub saharianos, orientales, matrículas con la CC de Cáceres. Para tener guardaespaldas llamé un día a Carlos Raico, el de La Zubia (“Tranqui, yo sé de esto, he vivido en un sitio así”) y le enseñé a nivelar como V. Dobretsov.

IMG-20170401-WA0008

En el foco más peligroso (hay que asustar a los del norte del Manzanares) algunos gitanos se acercaban a mí:

“¡Muchacho! ¿Qué haces toda la mañana ahí parado?¿Estás buscando algo?” Cantaor flamenco

“Oye payo, no apuntes la matrícula de mi coche eh, es por mis hijos eh” Abuelo

“¡Eh, policía, policía! ¡Ven policía, señor policía!” Joven desde un sexto

Al ritmo de cicatrización, muy lentamente, se iba cocinando este mapa, a fuego lento. La larga espera ha hecho que finalmente extendiera el mapa al sur, hacia Via Carpetana, otra zona muy interesante. Carabanchel, gracias a la arquitectura de expansión metropolitana de los 70’s, podría ser cuna de velocistas con mapa.

Hoy, 31 días después, la herida sigue todavía viva, infectada. Grandes objetivos se derrumban, la noche es todavía larga y fría, como la de un 10Mila pero dentro de poco habrán flores en la pradera de Majalasna.

En fin, las heridas son temporales, las cicatrices permanentes pero la sonrisa, como la cartografía, es eterna.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: